El Estado español contra toda voz discordante con el régimen

La escalada represiva del Estado español no se detiene y así lo demuestra la cantidad de frentes abiertos que tiene.

En primer lugar nos encontramos con los encarcelados de Altsasu, que llevan más de 500 días en prisión a la espera de juicio bajo acusación de terrorismo. Finalmente, el juicio comenzará el próximo 17 de abril.

Siguiendo, destacamos el caso de los raperos enjuiciados por las letras de sus canciones: Valtonyc, a quien le dan el plazo de un mes para entrar en prisión, salvo que el Tribunal Constitucional suspenda su condena; Pablo Hasel, quien recibió ya la ratificación de su condena a 5 años de prisión; y los raperos vinculados a “La Insurgencia”, condenados a 2 años y 1 día de prisión, pendientes de sus recursos.

En tercer lugar, tenemos el caso de Catalunya, pues la represión ya se dirige no sólo a los dirigentes de los partidos políticos y organizaciones que “legalmente” impulsaron el referéndum y las declaraciones institucionales, ahora también atacan a los Comités de Defensa de la República (CDR), acusándolos de terrorismo e iniciando una caza de brujas contra las personas que forman parte de ellos o secundan sus convocatorias. Esto no tiene otro fin que generar un “enemigo”, como en su momento se hizo en Euskadi con ETA, para así tratar de justificar de cara a la opinión pública la negativa a la vía del diálogo que el independentismo catalán exige, teniendo así vía libre para usar la represión para tratar de acabar con el movimiento soberanista catalán. Los casos más relevantes y sangrantes son los ridículos que está haciendo la fiscalía española con Puigdemont, quien fue liberado por Alemania al no haber apreciado delito de rebelión, y con la mujer detenida esta semana por supuestamente ser la cabecilla de los CDR, un ridículo tan grande que hasta el juez ha tenido que dejarla en libertad por no haber posibilidad alguna de achacarle delito de terrorismo.

Otro de los casos más sangrantes es el de Murcia, donde un fuerte movimiento popular se ha generado en repulsa a la división de la ciudad en dos por un enorme muro a fin de dejar pasar por allí el AVE. Ante esto la población murciana lleva largos meses movilizándose incesantemente y sufriendo la constante persecución policial mediante sanciones administrativas, cargas, etc.

Y por último, está presente también la persecución a las opiniones que se alejan del pensamiento dominante, ya sea mediante redes sociales, publicaciones, medios de comunicación alternativos, etc. Como ejemplos de esta incesante persecución tenemos el caso de Alex García, a quien le piden 2 años de prisión por formar parte de Resistencia Films, un colectivo artístico que se dedica a la realización de cine, documentales críticos con la sociedad española o entrevistas a represaliados políticos y militantes; la persecución mediante las diferentes operaciones policiales a tuiteros; y también el caso del periodista Boro, quien será juzgado también el 16 de abril por la Audiencia Nacional acusado de lesiones y atentado a la autoridad por tratar de ejercer su profesión de periodista.  Todo esto evidencia por enésima vez que la libertad de expresión en el Capitalismo no es tal, sino que sólo existe para aquellos medios y “periodistas” que ejercen de voceros del sistema, criminalizando la protesta popular y blanqueando al fascismo.

Todo esto demuestra que lo que muchos venían advirtiendo hace tiempo, décadas incluso, es cierto: En el Estado español no hay ni una mínima libertad democrática, no existe la libertad de expresión y se persigue toda protesta que contravenga los intereses de la burguesía y sus títeres, extendiéndose la represión no ya a aquellos elementos más “revolucionarios” o más contrapuestos, sino a cualquiera que proteste por lo más mínimo, como el mero hecho de que no tapien prácticamente su casa, como sucede en Murcia.

Ante esta inercia del Estado, no queda otro camino que la organización y la solidaridad, reclamando la libertad de los presos políticos y la absolución de los encausados, pues no debe haber lugar a la persecución por sus ideas políticas.

Anuncios

Construir el camino a la República Catalana

A lo largo de esta semana, se ha vivido en Catalunya un profundo proceso popular con motivo del referéndum de autodeterinación celebrado el pasado 1 de octubre y la represión de sobras conocida, lo cual se suma al a huelga general del 3 de octubre, el futuro pleno para declarar la independencia y las posibles medidas represivas del gobierno central.

Desde RPC conseguimos ser partícipes el 1 de octubre de la defensa de uno de los colegios electorales junto a diversos militantes y gente anónima que quiso prestar su voluntad de defender el referéndum hasta el último minuto, lo cual ha sido una experiencia que nos ha engrandecido, convirtiéndose en una pequeña escuela de cuadros en nuestra labor práctica. A su vez, los militantes que seguimos en Canarias, participamos activamente en las movilizaciones solidarias, obligación básica de cualquier revolucionario en la defensa de unos mínimos democráticos para las naciones oprimidas.

¡VIVA LA REPÚBLICA CATALANA!

150 aniversario del natalicio de Secundino Delgado

Hoy 5 de octubre se cumple el 150 aniversario del nacimiento del prócer del nacionalismo canario, Secundino Delgado, y los colectivos e individualidades de la Coordinadora 22 de Octubre – Tenerife llamamos a asistir a la concentración que tendrá lugar esta tarde.

¡VIVA SECUNDINO!