Concentración contra la represión y en apoyo al derecho de autodeterminación.

Anuncios

¡Solidaridad con el pueblo de Catalunya! VOTAREM!

Desde Resistencia Popular Canarias mostramos nuestro más profundo repudio por el operativo policial, represivo y criminal, dirigido por el reaccionario Gobierno español; que actúa en Cataluña contra el pueblo catalán para golpear, amedrentar y prohibir que éste se pronuncie democráticamente mediante sufragio universal al respecto de la autodeterminación política de su país y su independencia del Estado español, el próximo 1 de Octubre. En la Cataluña de estos días el Estado español y la gran burguesía que lo sustenta desvelan su auténtico rostro, violento y autoritario, por medio de sus cuerpos de polizontes armados (incluido el local cuerpo de Mossos d’Esquadra, que demuestra una vez más su naturaleza cipaya) y sus séquitos de pajes togados. Se demuestra una vez más que los brazos armado y judicial de la represión política en el Estado español llevan décadas de adiestramiento y perfeccionamiento en el ejercicio de confrontar, reprimir y asfixiar cualquier lucha obrera o movimiento popular.

Queremos a su vez sin falta solidarizarnos con el pueblo y la clase trabajadora catalana en su conjunto, que sufre una campaña policial represiva cada vez más propia de unas auténticas fuerzas de ocupación militar, y solidarizarnos en especial con todos y cada uno de los trabajadores catalanes que han sido detenidos, agredidos, amenazados y denunciados por colaborar con el movimiento democrático por la autodeterminación del pueblo catalán.

¡Los comunistas de Canarias, con el pueblo trabajador catalán y su movimiento por la liberación nacional y los derechos políticos!

El turismo en Canarias.

El turismo en Canarias.

Canarias históricamente desde su conquista por la Corona de Castilla pasó a servir única y exclusivamente a intereses económicos extranjeros. Así, mientras en un primer momento se usaron las islas como fuente de esclavos, los hombres para trabajar en el campo y demás y las mujeres para dedicarlas al trabajo en el hogar o a la prostitución. Más adelante llegó el cultivo de la cochinilla a modo de tinte natural, después la vid, el tomate o los plátanos. Hoy día la principal demanda extranjera a la que hacemos frente en Canarias es el turismo, pues somos un territorio relativamente “cercano” a Europa, no hay conflictos sociales abiertos, tenemos un clima agradable, etc. Todo esto hace que las islas sean un caramelo en la puerta del colegio y desde Europa se traigan millones de turistas anualmente, dejando de lado completamente el resto de sectores productivos.

Así, desde un principio el modelo turístico impuesto en Canarias vino desde fuera, no se tuvo en cuenta en ningún momento la voluntad del pueblo canario ni sus necesidades. Desde mediados del S. XX con la apertura económica que implantó el régimen franquista en el Estado español Canarias no iba a ser menos, y así se comenzaron a construir los primeros hoteles destinados al incipiente turismo de masas, los primeros destrozos sufridos por el territorio canario. Con el tiempo y en vista del éxito que tenían las islas como destino turístico cuasicaribeño a 3 horas en avión, continuó la construcción de hoteles en toda zona costera que fuese propicia.
Para más inri y como prueba del carácter colonial que han tenido las islas desde su conquista, en el S. XV, salta a la vista que, desde el momento en que el franquismo comenzó a impulsar el turismo en Canarias, las empresas que promovían y organizaban el negocio del turismo en Canarias eran extranjeras, en gran parte inglesas y alemanas junto con alguna catalana. No aparecía por ningún lado una empresa canaria que desarrollase su labor en este sector con todo lo que ello supone: La extracción de capitales y sus consecuencias. Es decir, aquí en todo este tiempo las grandes empresas turísticas no han dejado más que migajas y destrucción, llevándose todos los beneficios a sus países de vuelta.

Si continuamos analizando en qué consiste el actual modelo turístico salta claramente a la vista cómo no aporta nada positivo al Pueblo Canario y cómo tampoco hace que realmente los turistas conozcan lo que realmente supone ser canario, nuestra propia cultura y tradiciones. Llegando como mucho a ver a un grupo de animadores bailar una isa y comer, las más que quemadas ya, papas arrugadas con mojo, de resto lo único que ofrecen los turoperadores extranjeros son discotecas, playa y poco más. ¿Es realmente esto ser canario? De ninguna de las maneras, hay cuestiones propias de la idiosincrasia del pueblo canario y de su cultura mucho más importantes y merecedoras de ser conocidas, no usadas como mero espectáculo para contentar a los turistas de turno.
Por si con todo lo hasta ahora dicho no tuviéramos suficientes argumentos en contra del turismo y su actual modelo, hay que hacer mención a la limitación territorial y de recursos que tenemos en Canarias por el mero hecho de ser islas, y además no excesivamente extensas.

Si en Canarias viven 2 millones de personas, siendo la quinta “comunidad autónoma” en densidad poblacional en el Estado español y la décimo tercera en superficie total vemos que hay una carga poblacional considerable en las islas. Bien, ahora sumémosle 13.332.465 de turistas venidos a Canarias en 2016 según datos oficiales, y tenemos una bomba de relojería para la sostenibilidad medioambiental de Canarias con todo lo que ello conlleva: Deforestación, sequía, destrucción de entornos que deberían ser protegidos por su valor biológico o cultural y demás. Como ejemplo de esto que decimos vale la reciente polémica surgida por la aparición de las supuestas microalgas o cianobacterias surgidas en las costas de Tenerife, propiciadas por el deficiente sistema de depuración de aguas y la inmensa carga que conllevan para el medio natural los de aguas residuales con nulo tratamiento.

En el ámbito del trabajo nos encontramos con que la situación no es ni mucho menos alentadora, pues mientras nos encontramos con unas tasas de paro entorno al 24,3% a fecha del segundo trimestre de 2017, el gobierno autónomo de Canarias, la patronal y sus voceros se regodean de la generación de empleo y de la correspondiente bajada de la tasa de paro, lo que evidentemente no mencionan es la absoluta pauperización del trabajo en Canarias, con horarios surrealistas, salarios irrisorios y una sobreexplotación aterradora. Víctimas de esta rueda capitalista que aplasta día sí y día también a Canarias y su clase obrera.

Ante todo esto resulta cuanto menos curioso el hecho del creciente, y lógico, movimiento de rechazo surgido en los últimos tiempos en el diferentes partes del Estado español, pues de un tiempo para acá ha saltado a la palestra con numerosas polémicas la puesta en duda del actual modelo turístico imperante en el Estado español, pues éste no es más que pan para hoy y hambre para mañana, vendiendo la integridad del medio natural, aceptando la voluntad de los turoperadores sin rechistar a fin de recibir limosna, dando cabida a un modelo de negocio cuyo emblema son, cada vez más, las borracheras, las drogas, peleas y conductas propias de depredadores sexuales. Todo este rechazo, el cual es lógico y digno por parte de la clase obrera del resto del Estado español, lleva años sucediendo en Canarias, donde hay ciudades enteras gentrificadas ya sea por los precios del alquiler de vivienda o la brutal construcción hotelera, con zonas enteras dedicadas única y exclusivamente al ocio nocturno (llamémoslo nocturno por decir algo, pues funciona 24 horas al día, 7 días a la semana), con una explotación laboral tremenda donde la población “nativa” únicamente acude a trabajar. Con todo esto no queremos sino decir que la “turismofobia” a la cual aluden los voceros de la patronal turística y demás palmeros de la burguesía, no es un rechazo al turismo per se, es un rechazo al modelo capitalista turístico imperante en el Estado español y todas sus consecuencias, a cada cual más funesta para la sociedad.

Ante esto, la postura de los comunistas debe ser de apoyo a las reivindicaciones laborales de los trabajadores del sector turístico (camareras de piso, recepcionistas, etc.), al tiempo que abogarán por un desarrollo económico diversificado que permita acabar con el monocultivo que nos avoca a importar todo lo necesario y asegurar la independencia para la Nación Canaria. Pero debemos ser conscientes de que este modelo económico planificado y diversificado no podrá llegar jamás bajo el yugo del colonialismo al que estamos sometidos por el Estado español y las multinacionales europeas y americanas que se benefician de nuestra posición, para esto primero deberemos organizarnos entorno a un proyecto político que abogue por la consecución de la independencia y el socialismo, siendo éste liderado por la clase obrera de Canarias.

Adhesión a la plataforma “Comunistes pel Sí”.

Desde Resistencia Popular Canarias nos hemos adherido en forma de apoyo al manifiesto que presenta la plataforma Comunistes pel Sí para expresar la posición de los comunistas a favor del “Sí” en el referendum de autodeterminación que se celebrará en Catalunya el 1 de Octubre.

Aquí pueden acceder a la página de la plataforma, así como a su manifiesto, materiales y diferentes medios de contacto:

https://comunistespelsi.com/qui-som/